Llámenos 91 630 15 77 - 645 27 67 22

¿Por qué desinfectar?

La Calidad Ambiental

La presencia de componentes nocivos químicos, físicos o biológicos en el medio ambiente, ya sea de forma natural o artificial, suponen un perjuicio para los seres vivos que lo habitan, incluido el ser humano y es en las últimas décadas, una de las principales preocupaciones a nivel internacional. Por este motivo se han planteado múltiples iniciativas internacionales para reducir la contaminación ambiental.

La actividad humana, sobre todo en los dos últimos siglos, ha aportado contaminantes químicos (dióxido de carbono, ozono, dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre, compuestos orgánicos volátiles) y físicos (partículas en suspensión o sólidas) a la atmósfera, al suelo y al agua debido fundamentalmente a la actividad industrial. La liberación de gases de efecto invernadero fundamentalmente derivados de la combustión, está favoreciendo el calentamiento global y el cambio climático.

Por este motivo, cada vez se considera más necesario implantar medidas de prevención destinadas a reducir el impacto de estos contaminantes ambientales en nuestra vida diaria.

Múltiples estudios muestran que la destrucción de hábitats naturales y por tanto de la biodiversidad, ha favorecido la aparición de plagas y enfermedades en cultivos. La actividad ganadera intensiva, el comercio de animales y la explotación de nuevos hábitats en muchos casos parece estar detrás de la aparición de nuevas enfermedades en el ámbito humano, que son transmitidas por otros animales (zoonosis). Se calcula por la Organización Mundial de la Salud la existencia de más de 100 enfermedades de este tipo.

La sociedad industrializada y urbanizada con altas densidades de población son un caldo de cultivo adecuado para la transmisión de estas “nuevas” enfermedades, con el consiguiente impacto social, sanitario y económico que conllevan.

Todos estos factores de contaminación ambiental (física, química y biológica), hace cada vez más necesario tomar medidas preventivas contra estos agentes nocivos, así como la adopción de sistemas destinados a proteger la calidad del entorno en el que vivimos.

Calidad del Aire Interior

Calidad del aire interior (CAI), en inglés «indoor air quality» o IAQ es un término que se refiere a la calidad del aire dentro y alrededor del edificio y estructuras, especialmente en lo que se relaciona con la salud y el confort de los ocupantes del edificio.

En entornos urbanos y en países industrializados podemos pasar hasta un 90% de nuestro tiempo en espacios cerrados. La Calidad del Aire Interior de nuestros edificios es fundamental para la salud de sus ocupantes, incluso más que la contaminación exterior.

La salud y el confort de los ocupantes de un edificio puede verse afectada por tres tipos de factores :

– Factores físicos: valores inadecuados de estos parametros conllevan malestar y peligros para la salud

  • Temperatura
  • Humedad relativa
  • Iluminación
  • Radiación
  • Nivel ruidos

– Factores químicos:

  • Componentes Orgánicos volátiles (COV). Ejemplo de este tipo de sustancias son disolventes de pintura, el benceno,etc.
  • Partículas en suspensión. Las partículas PM 2,5 (tamaño inferior a 2,5 micras generalmente de origen antropogénico) son las mas perjudiciales para la salud pues tienen una alta capacidad de penetración en las vías respiratorias
  • Gases inorgánicos. Dióxido de carbono, Monóxido de Carbono, Oxido Nitroso, Oxido de Azufre, Ozono, Radon,.. son los principales contaminantes en la atmósfera
  • Olores: Se trata de sustancias volátiles y solubles que son percibidas por el olfato

– Factores biológicos:

  • Bacterias
  • Hongos, mohos (y sus esporas)

  • Partículas viricas
  • Insectos
  • Ácaros

Normativa Calidad Aire Interior y SEGURIDAD AMBIENTAL

La normativa y legislación aplicable actualmente en nuestro pais es:

– Real Decreto 238/2013. La entrada en vigor de la nueva normativa hace de obligado cumplimiento una Auditoría anual de la Calidad del Aire Interior en edificios con instalaciones térmicas de potencia útil nominal mayor de 70kW (sumatorio de la potencia de todos los equipos). (BOE)

– UNE 100.012: Higienización de Sistemas de Climatización

– UNE 171.330: Calidad Ambiental en Interiores

– RITE IT 1.1.4.2 Exigencia de calidad del aire interior (Reglamento Instalaciones Térmicas Edificios RITE)

SEGURIDAD AMBIENTAL plantea diversas estrategias para la prevención y el control de riesgos químicos y biológicos que puedan estar presentes en el aire de interior de edificios que se ajustan a la normativa vigente.

La aparición del Cov-Sars-2 que provoca la enfermedad COVID-19, con vías de transmisión aérea y por contacto con superficies contaminadas, ha hecho patente la necesidad de implantar sistemas de prevención del contagio en los espacios públicos, centros de trabajo y en el ámbito privado.

Los estudios realizados por el Instituto Carlos III indican que SARS-CoV-2 se transmitió en primer lugar de animales a humanos, pero enseguida se comprobó que existía la transmisión entre personas. La vía de contagio entre humanos se produce a través del contacto directo con las secreciones respiratorias que se producen sobre todo al respirar, toser o estornudar; también puede darse mediante contacto con las manos y otros objetos contaminados por estas secreciones, y tras tocarse la boca, la nariz o los ojos. La distancia recomendada entre personas para evitar contagios son 1-2 metros. El virus puede ser viable en el aire, por lo que también es posible la transmisión aérea por aerosoles, aunque de manera restringida y solo en espacios cerrados. 

Con los datos conocidos a fecha de hoy en la transmisión del Sars-Cov-2 y de otros agentes patógenos que se contagian por vía aérea, es fácil deducir que las medidas de desinfección de ambientes y superficies juegan un papel fundamental en la contención de la transmisión de enfermedades y en muchos casos se pueden plantear la eliminación simultánea de otros contaminantes químicos o biológicos que pueden estar presentes en nuestro entorno. Ver Tecnologías y métodos de desinfección

La alta transmisibilidad del Sars-Cov-2 y su rápida difusión potencial lleva a tener en cuenta una serie de medidas preventivas para reducir su cadena de transmisión. ¿Cuando sería necesario aplicarlas? ¿Donde es necesario llevarlas a cabo?

Para mas información sobre este virus y otras enfermedades respiratorias, ver los siguientes enlaces:

Detección y control virus respiratorios

Preguntas y respuestas sobre el nuevo coronavirus

Información para la ciudadanía, Sanidad