Llámenos 91 630 15 77 - 645 27 67 22

¿Cuándo desinfectar?

Se exponen los principales supuestos en los que es perentorio realizar intervenciones para frenar la expansión del COVID-19

1) Cuando se conozca que una persona sospechosa de estar afectada por COVID-19 o que un caso positivo confirmado ha utilizado las instalaciones

Realizar un tratamiento de desinfección mediante nebulización en las instalaciones lo antes posible. Recomendable la instalación de sistemas de desinfección fijos (luz ultravioleta, ionización) que permitan la desinfección continua o en función de las necesidades

2) En instalaciones donde el tránsito de personas es constante

En este caso, lo mas adecuado es la instalación de sistemas de desinfección fijos (luz ultravioleta C) y si existen sistemas de climatización o ventilación instalar sistemas de desinfección continua (luz ultravioleta e ionización). Otra solución es realizar desinfecciones con nebulización de forma periódica, además de llevar un protocolo de limpieza regular

3) Tras una reunión de un elevado número de personas en un recinto cerrado

Si esta circunstancia va a producirse de forma puntual, realizar desinfección por nebulización tras el término de la reunión. En el caso de que las reuniones se produzcan de forma regular, se estima necesario evaluar la instalación de desinfección fijos y continuos (Luz Ultravioleta, ionización). El uso de aparatos portátiles con tecnología de luz ultravioleta, filtrado e ionización puede ser una solución adecuada en el caso de recintos pequeños

4) Viviendas o locales que sean ocupados por nuevos usuarios

Antes de la ocupación del nuevo usuario, realizar tratamiento de desinfección por nebulización. Si la vivienda es ocupada frecuentemente por nuevos usuarios, se considera adecuado plantear la instalación de sistemas fijos de desinfección (luz ultravioleta) o el uso de sistemas portátiles con luz ultravioleta, ionización y filtrado en pequeñas superficies.

5) Instalaciones que hayan estado desocupadas y en las que se quiera garantizar condiciones higiénicas adecuadas para la reentrada de personal

Antes de la reentrada de personal realizar limpieza y desinfección (higienización) mediante nebulización de las instalaciones. Otra alternativa es instalar sistemas de desinfección fijos (luz ultravioleta) o fijos y continuos (luz ultravioleta, ionización), de esto modo se mantiene la desinfección preventiva una vez se haya producido la reentrada de personal y se ocupe el local de forma continua. Para pequeñas superficies, el uso de equipos portátiles es una solución eficaz.

6) Vehículos de transporte y otros elementos con los que pueden trabajar 2 o mas personas

Desinfección por nebulización de cabinas y cajas, o bien instalación de sistemas de desinfección continua (luz ultravioleta, ionización)

En todos los supuestos indicados anteriormente es necesario además llevar a cabo las medidas de protección personal (mascarilla, lavado de manos, distancia interpersonal) y protocolos de limpieza rutinaria.

Estas medidas de desinfección activa realizadas en las circunstancias expresadas consiguen romper la cadena de propagación de enfermedades.