Llámenos 91 630 15 77 - 645 27 67 22

¿Cómo desinfectar?

Habitualmente conceptos como limpieza, desinfección e higienización se utilizan como sinónimos, y aunque a menudo están ligados, realmente hacen referencia a procesos diferentes con objetivos distintos.

En nuestra posición de expertos creemos conveniente puntualizar algunos conceptos importantes para entender el uso de productos y técnicas con los que cumplir el objetivo de reducir y/o eliminar la carga de microorganismos en un entorno.

– Limpieza

Es la eliminación de los restos de alimentos o restos de otros elementos orgánicos e inorgánicos, que pueden quedar en las superficies con el objeto de «evitar la multiplicación» de los microorganismos. Se trata de eliminar residuos visibles.

– Desinfección

Su objetivo es «eliminar o destruir» los microorganismos presentes en el ambiente, las superficies y utensilios de trabajo. En este caso eliminamos residuos no visibles.

– Higienización

Es la combinación de limpieza y desinfección.

En los procesos de limpieza se utilizan detergentes que reaccionan con los restos de suciedad y ayudan a eliminarlos. Existen muchos tipos de detergentes o y/o limpiadores como los alcalis inorgánicos que se utilizan para eliminar grasas (p. ej. sosa caústica), ácidos usados en la eliminación de sales (acido nitrico, clorhídrico, cítrico), secuestrantes que «ablandan» el agua eliminando el calcio y magnesio contenido en ella con lo que se mejora la acción de otros detergentes y humectantes que mejoran la interacción entre la suciedad y el agua con lo que es mas fácil retirar los restos (p. ej. jabones).

Todos los detergentes, sea cual sea el que se utilice, tienen una característica común «son productos químicos» con mayor o menor impacto en el medio ambiente.

Tipos de desinfección

En el siglo XVII el holandés Van Leeuwenhoek, fabricó un microscopio de 200 aumentos que abrió a la vista un nuevo mundo de seres microscópicos (bacterias, hongos, mohos) que hasta la fecha eran desconocidos.

Tuvieron que pasar dos siglos para que el alemán Robert Koch demostrara que, en algunos casos, estos pequeños organismos eran capaces de provocar enfermedades en el ser humano.

Poco después, a finales del siglo XIX y a inicios del XX se empezó a utilizar sustancias químicas como desinfectantes del agua (hipoclorito sódico-lejía).

 

De este modo, la búsqueda de nuevos métodos de desinfección ha sido incensante desde los inicios del siglo XX con un solo objetivo: controlar el desarrollo de microorganismos dañinos o nocivos para la salud.

Actualmente se diferencian dos tipos de desinfección:

– Desinfección química: se emplean productos químicos para la eliminación de microorganismos. P. ej. cloro y sus derivados (lejías), ionización cobre-plata, ozono….

– Desinfección física: se basa en fenómenos físicos para desinfectar. Principalmente mediante cambios térmicos (calor o frío) y radiación electromagnética (ultravioleta, gamma..)

El avance en microbiología durante el último siglo, ha mostrado que los microorganismos pueden «viajar» en partículas en suspensión a través del aire, que se instalan y desarrollan sobre las superficies, que se pueden encontrar en los lugares mas hostiles para la vida en nuestro planeta.

 Así que en función del microorganismo a controlar y sus «habitats», será necesario realizar desinfección ambiental si el organismo patógeno se mantiene en el aire, una desinfección de superficies si prospera en ellas, desinfección del agua si crece en medio acuático, etc.

SEGURIDAD AMBIENTAL trabaja con tres sistemas de desinfección eficaces, contrastados y complementarios entre sí, con el objetivo de proporcionar la solución adecuada a cada entorno y ambiente:

  • Luz ultravioleta C Se trata de un sistema basado en la desinfección física mediante radiación electromagnética. Según su modo de instalación puede realizar desinfección ambiental, de superficies y del agua
  • Ionización bipolar es un sistema de desinfección químico inocuo para la salud. Funciona en la eliminación de microorganismos en ambientes y superficies. Posible aplicación en medios líquidos
  • Nebulización es el método de desinfección mas clásico y mas conocido de los tres. Con esta técnica se desinfectan ambientes y superficies con el uso de productos químicos

Aparte de estas tres técnicas existe una cuarta, el filtrado que puede ayudar y mejorar la eficacia de las otras tres.